¿Qué es la ISO en fotografía y cómo ajustarla correctamente?

por Abr 27, 20200 Comentarios

La ISO es uno de los tres fundamentos de la fotografía junto a la velocidad de obturación y la apertura. Comprender su función y saber ajustar la ISO tendrá un fuerte impacto en la calidad de tus fotografías. En este blog te contaré qué es la ISO en fotografía y también te lanzaré algunos tips para que puedas ajustar la ISO en una cámara.

¿Qué es la ISO en fotografía?

A nivel técnico ISO responde al acrónimo Organización Internacional de Normalización en inglés. Este es el principal órgano que estandariza las calificaciones de sensibilidad para los sensores de las cámaras. El término se ha heredado desde tiempos en que se usaban las cámaras analógicas. 

¿Qué es la ISO en fotografía? En términos básicos la ISO es una configuración de tu cámara digital que hará que tus fotos se vean más oscuras o más claras. A medida que incrementas el valor de la ISO tus fotos se verán más claras. En este sentido subir la ISO puede ayudarte a disparar con aperturas amplias y con velocidades de obturación altas en entornos oscuros.

Ahora dirás: fenomenal, subo la ISO y me pongo a hacer fotos hasta el anochecer. Entonces te encontrarás con la desventaja que tiene la ISO, que es ni más ni menos que el ruido. Si subes la ISO gradualmente notarás que el grano de la foto se hace mayor. En cámaras de nivel avanzado se notará menos y en cámaras de nivel bajo se notará más. En la siguiente foto de Dave Morrisson puedes ver de lo que hablo.

qué es la iso en fotografía

Las cámaras digitales suelen tener ajustes ISO que van desde 100 hasta 12.800 o más. En la mayor parte de las cámaras encontrarás los siguientes rangos de ISO:

  • ISO 100
  • ISO 200
  • ISO 400
  • ISO 800
  • ISO 1600
  • ISO 3200
  • ISO 6400 

Ahora que ya conoces que es la ISO en fotografía, voy a enseñarte 6 trucos para dominar la ISO de una cámara.

Consejos para configurar la ISO en una cámara

1. Analiza el contexto de la situación

Antes de subir la ISO piensa en la fotografía final y en los tipos de planos que vas a hacer. ¿Necesitas sacar un sujeto en movimiento o es una fotografía estática? ¿La luz de que dispones es suficientemente buena para sacar el resultado? ¿Tu objetivo puede abrir su apertura para no tener que compensar con la ISO? A partir de tales preguntas podrás saber si realmente necesitas ajustar la ISO antes de sacrificar la calidad de la imagen.

2. Dispara a valores de ISO bajos

Siempre que puedas, dispara a valores de ISO bajos que estén entre los 100 y los 200. A primera vista no verás el resultado pero cuando te sientas a hacer la postproducción en Photoshop o Lightroom verás la diferencia. Como fotógrafo gastronómico en Barcelona trato de usar rangos bajos de la ISO para que el ruido sea imperceptible y ganar enormemente en detalles de la foto.

3. Usa siempre el formato RAW

El formato RAW te dará una ventaja a la hora de corregir el grano que producen valores de la ISO altos. Puesto que este formato no comprime la imagen y dispones de mucha información, es más fácil usar algoritmos de corrección del ruido. Estos aplanan el grano haciendo las texturas mucho más lisas. Quizá te interese mi post sobre las mejores apps para editar tus fotos desde el móvil.

4. Prioriza otras variables 

Antes de subir la ISO, baja el tiempo de obturación o abre más el diafragma. La ISO debe ser el último valor que uses para ajustar la exposición según el histograma. Usa un trípode o un flash en un caso extremo para mantener la calidad de la foto.

5. Dispara en Aperture Priority

Si estás en una situación lumínica complicada, usa el modo de AP de tu cámara. De este modo podrás solo ajustar la apertura y la ISO. La cámara decidirá a qué velocidad de obturación deberá disparar para sacar la foto perfectamente expuesta. El truco aquí es dejar la ISO que tú consideres mínima para sacar el mayor resultado. Entonces acompañas la ISO con la apertura adecuada. Te darás cuenta que en situaciones muy complicadas podrás ajustar gradualmente la ISO y la apertura para no perder calidad de imagen.

6. Invierte en cámaras o objetivos estabilizados

Cuando intentes ser conservador con la ISO y quieras sacar la foto con mucha calidad te darás cuenta a veces te saldrán movidas porque estás disparando a velocidades de obturación bajas como 1/50 o 1/100. Aquí un objetivo o un cuerpo de cámara con estabilizadores te dará un empujón extra de estabilización y podrás disparar a estas velocidades sin que la imagen te quede movida.

Ahora que ya sabes qué es la ISO en fotografía

Como puedes ver, la ISO no es un gran secreto, es solamente un ajuste de más en tu cámara DSLR. Ahora que ya sabes cuál es su función y algunos trucos para usarla, coge tu cámara y comienza a hacer pruebas en tu casa, en tu jardín o en el balcón. Con el tiempo comenzarás a dominar este ajuste y podrás sacarle todo el jugo. 

Saludos! 

Alex.

Pin It on Pinterest